Cómo controlar tu teléfono Android desde un ordenador

El ecosistema es un fenómeno que, hasta hace poco, era desconocido para los usuarios de Android. No, por supuesto, Google les ofrecía una amplia gama de aplicaciones y servicios de marca, pero no existía la posibilidad de que un dispositivo de la compañía fuera realmente una extensión funcional de otro. Por lo tanto, si los usuarios buscaban un teléfono móvil que pudiera funcionar junto con un ordenador, o viceversa, casi siempre apostaban por Mac y iPhone, pero desde luego no por Android. Y completamente en vano.

Aunque Google ofrece desde hace tiempo la posibilidad de empezar a trabajar en documentos, presentaciones u hojas de cálculo en un ordenador, independientemente del sistema operativo, y continuar en Android, no existía la opción por defecto de compartir la pantalla de un teléfono móvil con un ordenador de sobremesa o portátil. ¿Y es posible implementarlo, dado que Chrome OS -la plataforma informática propia de Google- sólo funciona en Chromebooks, y nadie le dará acceso a Windows y macOS, por supuesto? Así que tendremos que conformarnos con software de terceros.

¿Cómo se muestra la pantalla del teléfono en el ordenador?

  • Descargue la aplicación QuickSupport en Android y TeamViewer en su ordenador, respectivamente;
  • Ejecútalo y distribuye los privilegios necesarios;
  • Descarga un complemento especial de Google Play utilizando el enlace de la aplicación y dale también privilegios;
  • Ejecute la aplicación en su teléfono móvil y copie el ID desde allí para iniciar la sesión en la ventana especial de su ordenador;
  • Confirme la sincronización y controle el teléfono móvil a través del ordenador.

Después de una sincronización exitosa, no sólo podrás ver el contenido de la pantalla de tu teléfono móvil, sino también controlarlo. Por ejemplo, podrás recorrer tu escritorio, lanzar aplicaciones, messenger, descargar y desinstalar software instalado. Al mismo tiempo, todas tus acciones en el ordenador se duplicarán en el teléfono móvil en tiempo real. Para ello es obligatorio que esté siempre encendido. Pero si apagas la pantalla del dispositivo, la sincronización terminará y ya no podrás controlarlo.

Replicación de pantalla para Android

Importante: Si no te atreves a darle a la aplicación los privilegios que requiere, puedes prescindir de ella. Sin embargo, en este caso, no será posible controlar el teléfono móvil desde el ordenador. Lo único que tendrá a su disposición es un reflejo de la pantalla o, por decirlo de forma sencilla, una duplicación de la misma. Es decir, verás en el monitor todo lo que ocurre en el teléfono móvil, pero no podrás influir en él. La única opción de interacción en este caso será controlar el teléfono móvil con su propia pantalla táctil. Este mecanismo es útil, por ejemplo, si se está mostrando alguna presentación, cuando no es necesario dar directamente órdenes al teléfono móvil desde el ordenador.

¿Es conveniente controlar el teléfono móvil desde el ordenador? Francamente, no. Pero si es posible desplazarse por las pantallas y lanzar aplicaciones, entonces es un infierno salir de ellas. Al menos si, como yo, tienes activados los gestos de control. QuickSupport permite imitar el gesto de salida deslizando desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba, pero es muy difícil de hacer incluso en el touchpad y mucho menos con un ratón. Así que si vas a dedicar más de 5 minutos a este tipo de trabajo, enciende los botones de control. Te lo agradecerás después.