Cómo mejorar la calidad del vídeo que grabas con tu teléfono móvil

Hoy en día, todo el mundo tiene una potente cámara de vídeo en su bolsillo, cuya calidad hace 10-15 años sólo estaba al alcance de los propietarios de dispositivos profesionales de esta categoría. Estamos hablando de un teléfono móvil. Pero como en cualquier técnica, hay que saber manejar la cámara del aparato. No basta con tener «más megapíxeles». Es importante saber utilizar esos «megapíxeles». Y hoy te contamos cómo mejorar la calidad de los vídeos de tu teléfono móvil.

Captura de vídeo vertical

Nada estropea tanto una buena grabación como tener dos barras verticales negras a cada lado del vídeo. Para evitar este error, asegúrese de utilizar la orientación horizontal al grabar. Este enfoque no sólo hace que su vídeo sea más agradable estéticamente en general, sino que también hará que sea más agradable de ver en su tableta o televisión. Además, captará más objetos en el encuadre. Y aquí llegamos al siguiente punto.

Hazte con el marco adecuado.

Ahora tienes que pensar en la composición del encuadre. El sujeto más importante debe estar en el centro del encuadre. De lo contrario, la atención del espectador se dispersará. Además, asegúrate de que no haya nada que distraiga a los espectadores de la escena principal. A menos, claro, que sea tu propia idea. Por ejemplo, si se trata de un punto de referencia, debe ser claramente visible en el fondo.

Además, no abuses del zoom. La mayoría de los Teléfonos móviles, por desgracia, tienen versiones digitales del zoom, que no son más que trucos de software que harán que el sujeto se acerque, pero afectará a la calidad de la foto. Es mejor acercarse al sujeto en persona y mantener la calidad que hacer zoom con el software.

El flash no siempre es bueno

Los Teléfonos móviles, como sabes, tienen flashes LED demasiado brillantes y pueden distorsionar fácilmente la temperatura de color de un vídeo. Si quieres grabar en momentos oscuros del día, tendrás que encontrar una fuente de luz adicional. Intenta iluminar la escena con bombillas o luces normales. Al final, incluso una vela servirá en algunos casos. Si no tienes todo eso, ¿necesitas un vídeo en negro en el que no se vea nada? ¿No es mejor ser imaginativo y creativo?

La velocidad de disparo es tu amiga y tu enemiga.

La filmación acelerada (o como también se llama timelapse) es una técnica cinematográfica en la que la frecuencia de imagen no es en absoluto la misma que en la grabación de vídeo convencional. La creación de este tipo de secuencias le proporcionará grandes efectos cuando, por ejemplo, la multitud se mueva a un ritmo acelerado o el día y la noche cambien. Sólo hay que tener en cuenta que este tipo de archivos ocupan mucho espacio y no siempre son adecuados. Por ejemplo, si hay pocos objetos en movimiento en el fotograma, el vídeo final será mayoritariamente estático y sin interés. Algo parecido puede decirse de la grabación a cámara lenta (slo-mo). Intenta filmar en este modo sólo aquellos momentos que se verán más impresionantes en cámara lenta.

Software de edición de vídeo

Aunque grabes lo que se llama «para ti», eso no cambia el hecho de que tus vídeos no necesiten ningún procesamiento adicional. Puedes editar tus películas, aplicar la corrección de color y añadir filtros con programas sencillos que incluso un principiante puede dominar fácilmente. Lea más sobre ellos en esta historia. Y para no perderse materiales similares en el futuro, recomendamos suscribirse a nuestro canal de noticias de Telegram.

Convertir tus vídeos en animaciones GIF también es una buena opción. Esto te permitirá compartirlos fácilmente con tus amigos en las redes sociales o en los mensajeros. Además, los gifs ocupan muy poco espacio en la memoria de tu dispositivo. Una gran aplicación para los principiantes es la probada aplicación Giphy. No sólo puede ayudarte a crear gifs, sino que también se sincroniza con Google Photos, lo cual es muy conveniente.

Descargar: Giphy