¿Cómo puedo transferir fotos de mi teléfono a mi teléfono Android?

¿Quieres transferir imágenes de un teléfono móvil Android a otro? No es tan difícil de hacer, aunque tendrás que dar algunos pasos. En general, hay varias formas de transferir, y nosotros le hablaremos de las más fáciles y convenientes. Es usted quien debe decidir cuál utilizar.

Bluetooth

Tradicionalmente una de las formas más cómodas de transferir fotos.

Activa el Bluetooth en ambos dispositivos.

Abre la galería del teléfono móvil desde el que vas a enviar las fotos. Seleccione el álbum que desea transferir (las fotos individuales son opcionales). A continuación, pulse Enviar.

Selecciona el Bluetooth.

Busca el nuevo teléfono móvil en la lista de dispositivos disponibles y haz clic en él.

Aparece una notificación en el segundo teléfono móvil, acepta las fotos.

Una vez finalizado el proceso, las fotos descargadas se encuentran en la carpeta Bluetooth de la galería.

Si hay muchas imágenes, la transferencia puede llevar mucho tiempo, pero merece la pena.

Mensajeros

Recomendamos encarecidamente que se utilice una conexión Wi-Fi ilimitada para las transferencias. Hay un momento importante – es necesario usar otro número para un mensajero al que transferirás las fotos (es real, si intentas transferir las fotos a tu propio teléfono), en cualquier caso se guardarán en la galería

Elige un mensajero adecuado, como WhatsApp. Inicie un chat.

Seleccione un contacto, por ejemplo:

Pulse el icono de archivo adjunto.

Seleccione una galería.

Añada imágenes, puede añadir varias imágenes a la vez, luego haga clic en el botón «Enviar».

Enviado.

Estas imágenes se almacenan en la galería de la carpeta de WhatsApp.

Fotos de Google

Existe una aplicación de este tipo: Google Photos. A menudo se puede encontrar incluso en los nuevos teléfonos móviles en la sección con aplicaciones de Google. Esta aplicación es la que le permitirá transferir fotos, y necesitará un mínimo de acciones por su parte.

En primer lugar, conecta Internet en ambos dispositivos. Ya que estamos hablando de transferir fotos, que pueden ser muchas, muchas, usa Wi-Fi ilimitado para no pagar por el tráfico.

Vincula tu teléfono móvil a la misma cuenta de Google: tienes que hacerlo, de lo contrario no funcionará.

Si no tienes la aplicación Google Photos en tus dispositivos, puedes descargarla desde Play Market.

Busca por la palabra clave «google photo» (sin comillas).

Instala la aplicación.

Ejecutar en ambos smartphones, conceder los derechos de acceso a las imágenes.

A continuación, aparecerá un mensaje en el que se te indica que debes cargar automáticamente las fotos y sincronizarlas. Confirme la acción pulsando OK.

Pulse la imagen especificada en el primer teléfono móvil. Las imágenes se suben al servidor de la nube de tu cuenta de Google. Y, por defecto, se transfieren las imágenes tomadas con la cámara del teléfono móvil, siendo necesario seleccionar otras carpetas a través de los ajustes.

Una vez que añadas fotos al servidor, se sincronizarán automáticamente con tus otros dispositivos y las verás en la aplicación Google Fotos. Sin embargo, se almacenarán en la nube, por lo que tendrás que guardarlos manualmente en tu dispositivo.

No es la opción más cómoda, pero la probabilidad de perder las fotos es mínima. Además, podrás encontrar tus fotos en cualquier momento, sin ocupar espacio de almacenamiento en tu dispositivo.