Por qué el teléfono se queda sin energía y cómo solucionarlo

La vida de cualquier dispositivo autónomo es finita. Y no me refiero a que se rompa tarde o temprano, sino a que en algún momento se quede sin energía y se convierta en un conjunto de chips tecnológicos. Por supuesto, nos gustaría que esto ocurriera con menos frecuencia, y los fabricantes intentan hacerlo lo mejor posible, y lo que no han hecho, los fabricantes de baterías externas intentan compensarlo. Pero también podemos resolver en parte el problema de la autonomía de nuestros propios dispositivos. A veces ni siquiera nos damos cuenta cuando perdemos hasta la mitad de la carga para nada. Y a veces sólo hay que ir al servicio y por un par de miles de rublos resolver todos los problemas. A continuación, te presentamos algunas razones por las que tu teléfono se queda sin energía muy rápidamente y lo que puedes hacer al respecto.

Batería defectuosa en el teléfono

La razón más lógica para que la batería se agote rápidamente podría ser el desgaste de la misma. Algunos teléfonos tienen una utilidad incorporada para comprobar el estado de la batería, y en los casos en que no está disponible, se pueden utilizar aplicaciones de terceros, pero su eficacia, al igual que este método, es bastante baja y los errores son comunes.

Sólo recuerda que una batería de teléfono puede soportar entre 500 y 700 ciclos de carga y descarga. Es importante entender que esto no significa necesariamente una descarga del 0% seguida de una carga del 100%. Por ejemplo, si has descargado el teléfono dos veces hasta el 50% y lo has cargado completamente, en total has ganado el 100% de la carga y eso es menos un ciclo de capacidad.

Y eso si hablamos de una carga normal, no súper rápida en 30 minutos. En ese caso. la esperanza de vida será aún menor.. Resulta que si el teléfono tiene unos dos años, la batería es probablemente la causa. Sin embargo, veamos otras razones. Puede que te ahorres algo de dinero y no tengas que ir a un centro de servicio.

El teléfono se apaga con el frío

A pesar de que las baterías son cada vez menos delicadaspero siguen sin reaccionar bien al calor y al frío. Esto se aplica a todas las baterías, desde las remotas hasta las instaladas en los coches Tesla. Sólo que en este último caso son inteligentes y pueden regular su propia temperatura.

Cuando hace mucho frío en el exterior y el teléfono está en el bolsillo exterior de la chaqueta, se enfría demasiado e incluso una batería nueva en buen estado se agota mucho más rápido. Intenta llevar el teléfono en un bolsillo interior o utiliza una funda. Esto evitará que tu teléfono se enfríe demasiado. Especialmente si lo usas. El calor que genera se disipará menos y calentará un poco la batería.

Y aquí. En verano, una cubierta es por el contrario perjudicial. Puede hacer que el dispositivo se sobrecaliente. En este caso no estamos ante una descarga rápida, sino ante una vida útil acortada. En los casos más extremos, la batería puede explotar. Sin embargo, este es un caso muy extremo. Esto sólo puede ocurrir si juegas sin parar o si enciendes el navegador con la máxima retroiluminación bajo el sol abrasador.

Ajuste automático del brillo de la pantalla

La retroiluminación máxima en general es el enemigo número uno de la batería. Es agradable ver una foto a color, pero hay que pagarla con la batería.

¿Has notado alguna vez que tu teléfono se queda sin energía muy rápidamente en verano? No es sólo porque lo saquemos a menudo para hacer una foto. El ajuste automático también tiene la culpa. Simplemente no nos damos cuenta de cómo a la luz del sol siempre está al 100% de brillo.. En interiores, el 70-80% suele ser suficiente y esta diferencia es suficiente para agotar la batería rápidamente.

¿Debes desactivar el Bluetooth de tu teléfono?

No soy partidario de apagar todo en el teléfono, pero hay que entender que Bluetooth, Wi-Fi, NFC y otros sistemas de comunicación consumen energía. No hace falta que apagues el Wi-Fi cuando salgas de casa durante una hora. Pero si no tienes auriculares Bluetooth o un smartwatch, es mejor que lo apagues.

Otro consumidor es el GPS. Su funcionamiento consume mucha batería. Especialmente si no se trata sólo de trabajar en el lugar, sino también en aplicación de mapeo en segundo plano.

Puedes saberlo por el calentamiento característico de tu teléfono o comprobando la lista de aplicaciones en ejecución. Si Yandex.Maps se está ejecutando en segundo plano, basta con detenerlo. Y si utilizas el navegador para el fin previsto, prepárate para que el teléfono se quede rápidamente sin energía, y piensa en cómo dotarlo de ella. Aunque no recomendaría usar el navegador en el teléfono durante largos periodos de tiempo en absoluto.

¡Únase a nosotros en Telegram!

El teléfono siempre busca una red

Si tu teléfono tiene una mala recepción de red, esto también puede afectar a la duración de la batería. En el modo de búsqueda, el módulo de comunicación funciona a alta potencia y agota la batería con bastante rapidez. Para evitarlo, Activar el modo aire cuando la red eléctrica esté apagada durante mucho tiempo.. Por ejemplo, si viajas en tren, te encuentras en un sótano o en otro lugar con mala recepción. Cuando lo dejes, desactiva el modo aire y la batería te lo agradecerá.

Virus en su teléfono

Y también hay virus que pueden ejecutar sus actividades en segundo plano y cargar los componentes del teléfono, como el procesador y el módulo de comunicación. De nuevo, su presencia en el teléfono puede reconocerse por el calentamiento de la carcasa o la rápida descarga de la batería, si no hay otra razón para ello.

En este caso, una comprobación del antivirus o iniciar el teléfono en modo seguro (sólo en Android) ayudará. Un restablecimiento de fábrica puede servir para eliminar el virus y restaurar la autonomía de tu teléfono.